Permacultura, ecoloxía, movimientos sociales, contrainformación, dreitos del home, cultura y muito más visto desde un pequeiñu güertu de Senabria sobre os llizaces del mundu rural, indixenista, llibertariu y ancestral
Permacultura, ecologìa, movimientos sociales, contrainformaciòn, derechos humanos, cultura y mucho màs visto desde un pequeño huerto de Sanabria sobre las bases del mundo rural, indigenista, libertario y ancestral

Entruexo de Triufé de Sanabria

30 de marzo de 2016, Sanabria
Colectivo El Huerto del Pozo
Daniel Boyano Sotillo



Representación del Entruexo de Triufé. Dibujo de Daniel Boyano Sotillo


Aproximadamente hace 60 años se celebró por última vez el entruexo de Triufé de Sanabria, el domingo gordo y el martes de carnaval. Es posible que se celebrara en fechas de carnaval debido a la presión de la iglesia para aceptar estas fiestas paganas siempre y cuando se adaptaran a su calendario religioso, más aún teniendo en cuenta la cercanía de Triufé al centro de control eclesiástico de la comarca, o lo que es lo mismo Puebla de Sanabria.
De sus personajes destacaban las personas jóvenes con la cara tapada con un trapo donde asomaban solo los ojos, para que nos les conocieran, y vestidos con ropas viejas o farrapos, cada uno con el mayor número de colores que pudiera conseguir en sus vestimentas. Estos grupos de “máscaras” se le llamaban los entruexos, y las rapazas y rapaces eran perseguidos por ellos mientras gritaban “corre, corre que vienen los entruexos”. Esta expresión no era en vano ya que los entruexos llevaban varas de avellanos con los que golpeaban a las personas a las que alcanzaban sin llegar a mancarles. Asimismo llevaban colgando chocallos o cencerros alrededor de todo el cuerpo, al mismo tiempo que tocaban tamboriles para que el estruendo fuera mayor.
Otra de las funciones del entruexo era recaudar el aguinaldo, principalmente chourizos y productos de la matanza, por las casas del pueblo de Triufé, con el cual se hacia una merienda comunitaria y un serano posterior que se alargaba a la noche. Si había alguna familia necesitada parte de lo recaudado se le entregaba a esa familia que ese año concreto había tenido algún acontecimiento adverso.
También aparecía la figura de la vieya, que era un hombre vestido de mujer, y que tiene un trasfondo ancestral dentro de la cultura prerromana del noroeste ibérico al representar a la vieja sabia naturaleza.
En ocasiones se sacaba personajes más elaborados como vacas de trapo o talanqueiras que trataba de envestir a todas las personas que se encontraba a su paso, o máscaras con cuernos de animales y con rasgos demoníacos, elaboradas con pieles y que transformaban a los mozos del pueblo al ponérselas. De estos personajes existe menos información al perderse antes en el tiempo.
No hay que olvidar que detrás de cada traje había una mujer que con "muito xeito" tenía que "xurdir" durante los días anteriores al entruexo.


*En Triufé de Sanabria se llama entruexo tanto a las personas con máscaras como al propio festejo del domingo gordo y martes de carnaval.

* Más información en: https://denissoriaweb.wordpress.com/2016/02/24/carnaval-y-antroxu-son-lo-mesmo/

*Gracias a las paisanas y paisanos de Triufé, mi segundo pueblo, y en especial a mi tia Delfina.



1 comentario:

  1. Te felicito Daniel,has plasmado fielmente lo que representaban. También estaban presentes en las carreras tras los niños,algunos mozos montados en burros. La iluminacion en la noche dependia de fachones de paja que proporcionaba un olor peculiar.

    ResponderEliminar